h1

No oigo no oigo, no oyes pero tu cerebro

diciembre 8, 2009

Un día una persona me pide que le arregle su computadora, clásico equipo lleno de virus, formateada, reinstalación y listo, entrega casi inmediata.

Cuando de repente dos días después me habla encabronadisimo, que le devuelva su dinero, por que en su equipo no se oia nada, le dije que se calmara que pasaba a revisarlo, obvio sin costo alguno. Esto me saco mucho de onda, pense tal vez no instale el driver de sonido, pero se me hizo muy raro, por que hago un respaldo de drivers en un archivo .zip y reinstalo el archivo, pero buenooo, habia que revisarlo.

Llego y despues de una catedra de mentadas, reviso su computadora y verifico que no hay audio, checo los drivers y efectivamente estan instalados correctamente, por no dejar, volteo la computadora y tiene conectados unos audífonos :S, y estaban ahi colgando, tirados en el suelo. Los desconecto y “magicamente” suena la canción que en ese momento se reproducía, el me dice “pues que hiciste”, “asi de rapido?”.

Tomo los audifonos se los echo en la cara con ganas de decirle que se los meta por el c…, por hacerme venir de lejos para una tonteria, y por su cara parece ser que entendio lo que sucedía con los audífonos y mejor se quedo callado, me retire sin decir una palabra, y hasta ahora no me ha vuelto a llamar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: